Insuficiencia cardiaca en mayores dependientes

Fecha

 

Ayer, 29 de septiembre, tuvo lugar el Día Internacional del Corazón, una fecha señalada en el calendario con la intención de crear conciencia sobre la salud cardiovascular y las enfermedades que afectan al órgano más importante de nuestro cuerpo. Es por ello por lo que en TuDependencia, nos unimos a este día haciendo una llamada a la atención de uno de los problemas de salud que pueden llegar a afectar a personas, de avanzada edad, que se encuentren en situación de dependencia; la insuficiencia cardiaca, primera causa de hospitalización en los mayores de 65 años en España. 

El estar muy atentos a los posibles síntomas de una insuficiencia cardíaca en ancianos puede significar el salvar la vida de la persona que la sufra. A veces, esta puede confundirse con síntomas de otras afecciones menos graves, lo cual, dificulta en gran medida su detección por parte del cuidador.

A continuación, repasaremos algunos de los síntomas más comunes de la insuficiencia cardiaca:

Agotamiento, debilidad o falta de aire.

 

Aunque esta pueda darse debido a causas ajenas a un problema cardiovascular, no hay que dejar pasar que este es uno de los principales síntomas que manifiesta toda persona que sufra de insuficiencia. Hay que guardar especial atención si el cansancio o la falta de aire aparecen al realizar, con mucho esfuerzo, la persona actividades físicas que antes no le agotaban, como, por ejemplo, vestirse o levantarse de la cama.

Hinchazón en piernas, tobillos y pies.

 

La hinchazón de las extremidades inferiores en caso de insuficiencia cardíaca en personas ancianas es otro síntoma frecuente. Además de ser algo muy visible y un buen indicador de este problema en ancianos con alguna discapacidad física extrema.

Retención de líquidos.

 

Este síntoma se llega a mostrar no solo con la hinchazón de extremidades, sino también de la zona del estómago o el rostro. Aunque también puede dar muestras de ello si el paciente no acude durante muchas horas al baño para orinar, o lo hace por la noche con bastante frecuencia, y en cantidades muy pequeñas.

Latidos del corazón rápidos o irregulares.

 

Si el cuidador nota que el corazón de su paciente late con una frecuencia inusitada, superior a las 60 pulsaciones por minuto, e incluso en estado de reposo, es posible que pueda desarrollar una taquicardia derivada de una insuficiencia cardiaca. Esta puede ir acompañada de mareos, y posible pérdida de consciencia a raíz de una falta de oxígeno en el cerebro, algo muy peligroso.

Falta o pérdida de apetito.

 

Otro de los principales síntomas de insuficiencia cardíaca es la falta de apetito, o bien, el rechazo a comer, algo que llama bastante la atención sobre todo si la persona no presentaba este comportamiento previamente.

Como sabemos, el cuidado y atención de una persona dependiente es una labor importante, más aún si el paciente tiene una edad avanzada. Por lo que conocer y estar atentos a estos síntomas es fundamental para salvaguardar la salud y el bienestar de quien se cuida. Ante todo, si notamos que el paciente manifiesta indicios de sufrir un problema cardiovascular o respiratorio, debemos acudir con urgencia al médico.

Más
artículos