Como aliviar el trabajo de un cuidador en Navidad

Como aliviar el trabajo de un cuidador en Navidad

 

En menos de una semana estaremos en plena Navidad. Aunque este año van a ser unas fechas muy diferentes debido a la pandemia de COVID-19 que afrontamos actualmente, las fiestas navideñas seguirán siendo un buen momento para compartir y reflexionar junto a la familia sobre la situación actual de nuestras vidas.

Para los cuidadores de personas en situación de dependencia, las navidades suponen, como para todos, unos días especiales, pero también de mucho estrés. Y es que, entre los preparativos en el hogar, la elaboración de comidas, la compra de regalos de Reyes, y por supuesto, la atención diaria que necesite la persona dependiente, el cuidador podría llegar a no disfrutar plenamente de las celebraciones.

El llevar adelante muchas cosas al mismo tiempo y tenerlo todo a punto para la ocasión puede traer consigo mucho agobio y frustración. Hay que tener en cuenta que muchas personas que cuidan de un paciente dependiente están, a la vez, trabajando y manteniendo a su familia.

Por ello, ante esta aglomeración de responsabilidades, es oportuno que el cuidador y todas las personas que le rodeen sean participes de mejorar y aliviar la carga de trabajo de este.

En primer lugar, cabe la ocasión días o semanas antes de los días más señalados en el calendario,  Año nuevo y Reyes, el anticiparse a los mismos y organizarse las tareas pendientes. Es la ocasión perfecta para poder delegar encargos a otras personas allegadas y pedir ayuda para llevarlas a cabo.

Hay que tener en cuenta que nuestro familiar dependiente o paciente a cargo puede sentirse algo desorientado o no comprender a que se debe tanto movimiento y ajetreo. Sobre todo, si este tiene problemas cognitivos relacionados con alguna patología neurológica. El cambio de rutinas puede alterar el estado psíquico y emocional del paciente, por lo que hay que saber planificar estos días festivos de cara a que no agraven su situación.

Otro consejo muy útil para los cuidadores es el preparar las comidas de Navidad antes de tiempo. Cocinar algunos platos más complejos de realizar los días previos a las reuniones familiares, y congelarlos para luego poder servirlos. Esto no solo reducirá la carga de trabajo, si no que podemos incluso hacerle participe de su elaboración a la persona de la que se cuida, preguntarle cuales son sus preferencias y aumentando así su autoestima.

No Comments

Post A Comment