Como comunicarse con un paciente con Alzheimer

Como comunicarse con un paciente con Alzheimer

 

Este semana, el próximo 21 de septiembre, se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una fecha elegida por la OMS para concienciar a la población, ayudar a prevención y fomentar la investigación y los avances científicos

 

El Alzheimer se define como una enfermedad de tipo neurodegenerativa que se caracteriza por la pérdida progresiva de las funciones cognitivas de la persona que la sufre. Como tal, el Alzheimer fue identificado hace más de cien años por el psiquiatra alemán Alois Alzheimer, del cual esta afección recibe nombre, y además, supone la principal causa de dependencia en nuestro país, una dolencia que afecta actualmente a más de 800.000 personas en toda España.

 

La memoria, la atención o la capacidad de comunicarse suelen verse afectadas a media que este trastorno avanza. Por ello, en ocasiones los familiares o cuidadores encargados de atender a pacientes con Alzheimer pueden llegar a sentir impotencia o frustración a la hora de tratar a estas personas debido al no poder mostrar las reacciones o estímulos comunicativos adecuados para mantener una conversación fluida y lógica. Con el tiempo, la enfermedad deriva en un aislamiento cada vez mayor, problemas de autoestima, un empobrecimiento del vocabulario, perdida de coherencia, etc…Pero ello no significa que esta persona deje de sentir y de vivir. 

 

En los cuidados a una persona afectada, el aspecto comunicativo se debe tener muy en cuenta ya desde etapas tempranas, en las que esta dolencia se muestre en su fase inicial y se pueda estimular con mayor eficacia, con ejercicios o juegos, la memoria de los pacientes. Es cierto que las dificultades para expresarse varían en función de cada paciente y la fase de Alzheimer en la que se encuentre, pero por lo general, esforzándose en seguir una serie de pautas como las que citaremos a continuación, ayuda a sobrellevar el trastorno, a entenderlo mejor, ganar en paciencia, comprensión y empatía con los demás.

 

Utilizar un lenguaje sencillo

 

Es recomendable utilizar un lenguaje que sea directo y claro, evitando palabras complejas, abstractas o de difícil comprensión, y construyendo frases cortas o preguntas que se puedan responder fácilmente.

Hablar despacio

 

Vocalizar es importante para poder hacer entendibles nuestras palabras. Hablar de forma pausada, demostrando tranquilidad y sosiego, mostrando afecto con las palabras pero sin caer en un trato infantil o condescendiente con la persona.

Paciencia ante todo

 

Mantener la calma es fundamental en la comunicación con pacientes de Alzheimer. En muchas ocasiones, este trastorno puede ocasionar situaciones desagradables en las que la persona se pueda mostrar violenta o desagradable. Para poder controlar estas situaciones y tranquilizar al paciente, se debe hablar con un volumen y un tono adecuado sin perder la actitud.

Repite el mensaje

 

A veces, es necesario reformular varias veces una o varias preguntas o frases. Sea bien porque la persona ha olvidado de que se estaba hablando o para reforzar su asimilación. Hay que dar tiempo a las personas a responder o explicarse y nunca responder por ellos.

 

“La memoria puede dormir y no recordar, pero el corazón nunca olvidará lo que ha sentido.”

No Comments

Post A Comment